NICOLÁS ZARATE: EL TRANSFORMADOR DESAFÍO DE CREAR PARA HOMBRES

Nicolás Zarate es el director creativo de HUMAHUÁ y conversó con revista abc sobre su historia, el inicio de lo que hoy representa esta marca para hombres y los proyectos que se vienen. ¡No podes dejar de leer esta nota!

La firma de moda masculina nacida en Jujuy HUMAHUÁ tiene un origen particular, su hoy diseñador creativo Nicolás Zarate imaginó este proyecto a través de un proceso de transformación personal y profesional, dando lugar a una idea escondida.

Hoy atraviesa un presente exitoso y prometedor, pero no deja de pensar en expandirse y llevar la identidad norteña a lo largo y ancho del país. Busca trascender marcando tendencia con la mística y tradición de Jujuy.

 

¿Cómo nace la idea de HUMAHUÁ, qué fue lo que te motivó a iniciar este negocio?

Yo estaba en el proceso de crisis personal, soy abogado y en ese momento trabajaba en la Justicia Provincial y entre disconformidades personales y muchas enfermedades que de alguna manera me estaban demostrando que no estaba cómodo con mi estilo de vida y por supuesto, también un proceso de terapia psicológica que hacía hace tiempo, me di cuenta que tenía que empezar hacer algo con las manos y empecé a experimentar con trabajar la tierra, vengo de una familia que es agricultura pero no me encontré ese lugar. También empecé a cocinar pero no era algo de lo que quería vivir más allá de que si es algo que me gusta y de ahí empecé un día a dibujar.

Me acuerdo que para mi cumpleaños anote cinco ideas que tenía: poner una peluquería, tener un restorán, crear una marca de ropa, tener un negocio de indumentaria deportiva y la última era meterme en la carrera de mi papá. Y de todo esto la idea que se desarrolló fue la marca de ropa, fue HUMAHUÁ.

En 2009, mientras  hacia un posgrado  de delito procesal, empecé a imaginarme crear una marca y comencé a escribir en una hoja.  Instantáneamente se me vino a la cabeza la palabra HUMAHUÁ, no me preguntes porqué. Lo único que quería era que mi marca tuviera un sentido originario, que tenga que ver con lo regional, de dónde soy. Sentía que está moda que yo estaba creando tenía que tener una inspiración nuestra, entonces HUMAHUÁ fue el primer nombre que se me vino a la cabeza pero podría haber sido cualquier cosa.

 

Tuviste alguna experiencia anterior con el diseño

Nunca hubo una experiencia anterior, nada,  el único antecedente primario y creo que fue el creador de todo, es mi abuelo, a quien homenajee con una línea Premium de HUMAHUÁ.

Mi abuelo era viajante textil, él vendía telas y cuando yo era chiquito me daba telas y los factureros para jugar, ese es el único antecedente que tuve previo. De juego nada más.

 

¿Cómo fue el proceso para construir la marca, posicionarla a lo largo del país, sentís que te costó instalarte?

El proceso fue fluido y lento siempre estuve muy disconforme de los resultados que se obtenían. No me resultó difícil en el sentido que no era un esfuerzo, ni un dolor de cabeza o que realmente era una subida interminable, pero la etapa del posicionamiento fue muy experimental. Comencé de la manera más básica, agarre la computadora y con el nombre HUMAHUÁ empecé elegir algunas tipografías. De ahí me fui a Buenos Aires e hice fabricar 1500 etiquetas de marca, talle y colgantes. Con un amigo diseñador hicimos el primer logo que era con dos llamitas, no como ahora que es una sola y con eso me largué hacer la primera producción que fue de ropa femenina, vestidos y jeans para mujer y una línea muy chiquita con tres o cuatro camisas para hombres.

Lo primero que hice fue agarrar la valija y las perchas colgadas en la espalda y empezar a ver 1 × 1 los locales y por supuesto que todas fueron negativas. Desde ese lugar si fue un poco cuesta arriba.

Hoy si siento que estoy mucho más cerca de lo que soñé hace 10 años atrás.

 

¿Cómo fue la experiencia de emprender en el ámbito de la moda, sabiendo que era algo nuevo o distinto a lo que vos te dedicabas?

Para mí ha sido una experiencia transformadora, no solo a nivel profesional, sino a nivel personal. Cuando empecé a tener este rol me hizo sentirme un ejecutor, activo, con fuerza. Siento que estoy en el lugar que tengo que estar.

Soy emprendedor, no empresario, porque no me desarrolle como tal y porque no sé si quiero serlo y eso tiene sus cosas buenas y malas también.

 

Hablanos un poco de esa identidad que tiene HUMAHUÁ, del estilo que quiere transmitir la marca y cómo es vender para hombres

Nosotros hacemos diseños y colecciones que están dedicadas al hombre para que pueda sentirse cómodo con nuestra ropa e inspirada en nuestra trascendencia norteña y andina sin dejar de ser moda.

Estamos siempre en la búsqueda de la nuevo, lo innovador, de los productos que nos logren diferenciar de algunas marcas que trabajan productos clásicos o tradicionales, siempre queremos dar ese primer paso sobre el resto pero sin perder esa identidad que tenemos de andinos.

 

¿Cuál es la recepción del cliente respecto a la marca y las prendas?

Trabajamos mucho con redes sociales y ahí es una de las áreas donde más tenemos contacto con los clientes, y también obviamente en los locales, porque ahí es donde los chicos tienen la experiencia directa con la gente.

Tenemos muy buenas críticas, son muy aislados los comentarios por ahí que recibimos por ejemplo: que somos una marca cara, o que no tenemos talles grandes o que tenemos poca disponibilidad de talles.

 

¿Cómo es el presente de HUMAHUÁ?

Actualmente estamos con dos locales exclusivos en Jujuy, Salta, Tucumán y dos en Córdoba, uno es el HUMAHUÁ LAB que es un proyecto súper interesante.  Somos la primera marca nacional que trabaja dentro de sus locales una co- experiencia, en donde el cliente forma parte del proceso creativo de la prenda. El comprador puede seleccionar la tela, su mordería, los cuellos, los botones, los hilos, la posición del logo, el color, es decir que interviene en todo el diseño.

Y también trabajamos con muchos locales multimarca por ejemplo: en algunas localidades como Perico, San Pedro, Ledesma, Güemes, Rosario de la Frontera, Metán, Tartagal, Orán, Embarcación, Monteros y un montón más.

Hoy estamos produciendo un 80% de las prendas en Buenos Aires y la otra parte en Jujuy.

 

¿Te imaginabas este crecimiento cuando arrancaste con el negocio?

Creo que este era mi objetivo, pero todavía falta mucho más. Hoy estoy donde quiero estar y la empresa como esta le va muy bien, pero si queremos dar pasos más largos, como decirte llegar a Capital Federal, al Sur del país, hasta el extranjero, tenemos que seguir dando pasos.

 

¿Tenes referentes en este ámbito?

A nivel local me gusta mucho el concepto de mujer que trabaja Benito Fernández. También la marca Bolivia en cuanto a su comunicación.

Y después de marcas de afuera me gusta mucho True Religion, American Eagle y Superdry. Me divierte entrar a sus locales y vivir las experiencias.

 

¿Cuáles son los próximos desafíos laborales?

Siempre pensamos en seguir dando pasos hacia adelante. Ahora estamos trabajando con lo que es la parte deco y desarrollando al mismo tiempo la línea deportiva que todavía no salió a la venta. Va a ser una novedad para la temporada primavera/verano.

Y claro, queremos seguir abarcando canales en otras provincias, tenemos el desafío en Capital Federal, Mendoza y Chile.

Y también en Jujuy se viene el HUMAHUÁ LAB, donde va a haber una barra con coctelería, es decir que el cliente además de comprar una prenda va a vivir una experiencia de after office, estamos ampliando la línea de calzado y sastrería, con lo cual la experiencia va a ser diferente.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

MELCHIOR: Traducir el mundo en papeles decorativos

El papel es de esos materiales tan versátiles que te permiten hacer una infinidad de trabajos, ser creativo y volar la imaginación. Pimpi Ruiz...

Artículos similares