Joven emprendedora: la moda al alcance de todos

Por Laura Lee Santamaría

Emprender es una palabra que está de moda. Desde antes de la pandemia y conn inluso más fuerza después de ella, somos testigos de cómo surgen y desaparecen toda clase de negocios. La clave está en encontrar una necesidad, y saber cómo satisfacerla.

De eso se dio cuenta nuestra protagonista del mes, María José Millán que se describe a sí misma como una emprendedora nata. Desde chica notó ese gran interés por las ventas, los negocios y el salir adelante, impulsada únicamente por sus ganas de superarse y buscar nuevos horizontes.

María José nació en Concepción de Tucumán, también conocida como “La Perla del Sur” una ciudad que se ubica a un poco más de 70 kilómetros de la capital provincial. En varias oportunidades representó a los suyos en concursos de belleza y desde pequeña fue alimentando el deseo de relacionarse en el mundo de la moda.

Marijo, como la llaman sus amigos, es azafata, está terminando la Licenciatura en Nutrición, tiene una estética y es dueña de una casa de ropa llamada Muñequitas en donde se alquilan vestidos de fiesta. En lugar de ser todo un cambalache, ella le encuentra relación y sueña con algún día poder unir todas sus pasiones para poder brindarle a sus clientes una atención completa y personalizada en un mismo lugar.

Su carrera fue un constante aprendizaje. Inspirada por los concursos de belleza, y la grandeza de lo que se ve en cada pasarela, Marijo fue ideando su futuro negocio. La parte más importante de su plan era poder acercarles a las personas de Concepción, artículos que muchas veces no llegan ni siquiera al interior del país, “qué mejor alquilar vestidos de primera calidad para que esté al alcance de todas”, sostiene.

En su local, totalmente renovado se puede encontrar acompañamiento y asesoramiento para elegir el vestido perfecto “entre miles de opciones”. La joven de 26 años explica que no hay satisfacción mayor que “ver a todas las clientas con el vestido que buscaban o imaginaban”.

Entre sus perchas y percheros se puede encontrar “todo tipo de vestidos: para nenas, vestidos de comunión, para egresadas, algunas novias, madrinas, o para cualquier otra ocasión especial”. Los vestidos son nacionales, internacionales e incluso diseñados en la misma tienda.

“No soy diseñadora” confiesa Marijo, pero eso no le impide dejar volar su imaginación para luego llevar a cabo una creación única. Rosa Albornoz, Rosita como la llama la joven es quien la ayuda con el tema costura. Juntas diseñan, elijen telas y confeccionan trajes especiales que no encontrarán en ningún otro lado. Marijo incluso va más allá, porque en su local también se puede hallar el complemento ideal, desde collares y aros hasta sobres de todo tipo.

Una persona clave a la hora de hacer sus sueños realidad es su mamá, Rosita Paradi. Ella atiende la estética Elite y se ocupa del control de los vestidos que pasan por Muñequitas. Juntas hacen un dúo ideal que les permite seguir soñando a futuro.

Las clientas felices hacen que todo parezca más fácil y eso “las motiva para seguir mejorando y ampliando opciones para brindar así las últimas tendencias en cada temporada”. No todo es tan fácil, Marijo tuvo que repensar y remodelar su negocio varias veces, pasar de ventas a alquiler y muchos otros cambios, antes de encontrar el punto justo para que su emprendimiento funcione. “Pero la felicidad de que todo está tomando forma me da más fuerzas para seguir y lograr esa experiencia única que tanto deseo darles a nuestros clientes” reflexiona María José.

La tucumana que se casará en octubre describe la importancia de tener un objetivo claro a la hora de realizar un emprendimiento. Pensar un “target” definido y saber a qué público se apunta es crucial para formar las bases del negocio. Eso la impulsó el año pasado a hacer una remodelación, reinauguración y un nuevo branding para su local.

Su página de Instagram @muñequitaalquiler ya acumula más de diez mil seguidores y entre sus posteos se puede ver un catálogo tan amplio que asegura satisfacer a todos los gustos. En esas mismas fotos se puede ver un local que describe a la perfección el sueño de su dueña: glamour al alcance de la mano. En cada visita, las clientas viven una experiencia única y personalizada para asegurar su felicidad de la mano de un vestido que seguramente sea protagonista de un momento especial.

La fuerza, valentía y perseverancia son solo algunas de las cualidades que se destacan en Marijo. Es la viva prueba de que no existe un mínimo de edad para cumplir sus sueños, o para tener negocios tan importantes. Multifacética es una palabra que le queda chica y tiene tantas ganas de seguir apostando por lo que quiere, que seguramente sabremos grandes cosas de ella y de Muñequitas.

Alquiler de vestidos – By María José Millan
España 1875 – Concepción – Tucuman
IG: munequitaalquiler

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

El 53% de los argentinos tuvo cefalea el último...

La cefalea es uno de los motivos de consulta profesional más frecuente. Los pacientes hacen referencia al dolor de cabeza, pero esto es un...

Artículos similares