“Fake It Flowers”: el tajante abanico de emociones de Beabadoobee

Bea Kristi, conocida como Beabadoobee, desplegó un caótico resumen de su vida en su álbum debut Fake It Flowers y se consolidó como una de las artistas más llamativas del rock alternativo actual.

Por Rocío Basso – @rochibasso

Bea Kristi, conocida como Beabadoobee, saltó a los charts gracias al éxito de su single “Coffee”, que se viralizó en TikTok en febrero de este año. El pasado 16 de octubre, la cantante de 20 años sacó su álbum debut Fake It Flowers, un proyecto donde mostró sus verdaderos colores y exprimió al máximo su potencial como artista de rock alternativo, influenciada por los sonidos ásperos de los 90 y el rock del principio del milenio.

Fake It Flowers pisa el acelerador desde su inicio con una explosión de guitarras eléctricas: “Care”. Este es un pegajoso track inspirado en el rock del 2000, que sería perfecto para ambientar una película adolescente de la época. Bea reflexiona sobre una situación de su pasado que aún la atormenta: “It’s been a while since I’ve talked about it / Maybe it’s time to cooperate / I need some help to forget about it”. A pesar de querer poner su angustia en palabras, sabe que nunca la van a entender por completo porque cada uno es el espectador de su propia vida.

“Dye It Red” nace desde el mismo lugar de frustración, pero esta vez en la piel de una amiga que sufre abuso emocional. Este tema es un mensaje de apoyo y empoderamiento para que otras chicas puedan dejar esas relaciones tóxicas atrás. El crecimiento de cada uno no debe ajustarse a otra persona, sino que es un proceso individual: “And maybe it’s time to change my ways / But that doesn’t include you”.

Fake It Flowers cuenta con un intervalo: “Back To Mars” funciona como una puerta a los rincones más oscuros y vulnerables de Bea, que son introducidos por esta balada lo-fi de un minuto y medio sobre sus ganas de regresar al pasado. De repente, los oyentes del disco son transportados a los recuerdos más reveladores de la joven cantante.

“Charlie Brown” lleva el nombre del mejor amigo de Snoopy, el simpático perrito de los comics. Bea lleva una de sus tiras tatuada en el brazo, por una razón tan dolorosa como dulce. Ella se autolesionaba cuando era adolescente y decidió llevar el tatuaje en la misma zona donde solía herirse: “Too bad that Charlie Brown / Has inked you up to slow you down”.

El comic la protege de autolesionarse de nuevo, pero también le recuerda que, así como Charlie tenía a Snoopy, ella está acompañada por personas que nunca la abandonarán. Esta canción es la más pesada de Fake It Flowers y un grito directo desde la panza, donde exclama con todas sus fuerzas para descargar su trauma y dejar sus viejos hábitos atrás.

“Emo Song” pone la lupa sobre la temática de “Care”: Bea se sumerge en las profundidades de su cabeza para comprender mejor sus emociones y, en lugar de ocultarse detrás de sus paredes, muestra sus heridas con una balada que suena como un viaje por el espacio. La cantante se siente desprendida de la realidad debido a su depresión: “You’re not a person or a thing”.

“Sorry” es la culminación del caos noventoso en Fake It Flowers. Bea habla sobre la pérdida de una amistad: esta persona cayó en la drogadicción y ella no supo cómo ayudarla, razón por la cual le pide perdón al borde de las lágrimas. Ella lamenta que su amigo no haya podido escapar de sus demonios como ella lo hizo: “It hurts me / That you could be the one that deserved this even more / But you stayed in the same dark place”. Su melodía mezcla a la perfección la impotencia de las guitarras eléctricas con la melancolía de los violines.

En su adolescencia, Bea fue el blanco de críticas y comentarios cuando iba al colegio. En “Further Away” se acepta a sí misma y deja de lado las opiniones ajenas, mientras apunta hacia quienes la atacaron sin necesidad en lugar de enfocarse en sus propias vidas: “Was it so hard to keep your mouth shut? / You say the moon’s miles away / But your brain’s further away”.

Bea lleva casi cinco años de novia con Soren Harrison, un joven director con quien desarrolla el aspecto visual de su carrera. “Horen Sarrison”, en cuyo título volteó sus iniciales, es una canción en la que confiesa que su amor por él no tiene límites. Este es uno de los highlights en Fake It Flowers debido a su elaborada y soñadora producción: una tierna carta recitada sobre un compás de tres cuartos que baila sobre un arreglo de cuerdas, ideal para ilustrar un romance épico.

Fake It Flowers es un turbulento recorrido por la mente de Beabadoobee que logra resumir los sucesos más impactantes de su vida en doce canciones. El álbum es un rayo de luz en la escena alternativa que se siente fresco e intenso a la vez, gracias a los talentos de la compositora para atraparnos con melodías nostálgicas y la intimidad de sus mayores confesiones. Sin duda, merecen ser cantadas a todo pulmón.

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

Rutinas para el Cuidado Masculino

Por Facundo Burgos facundoburgosartista @burgosclub Aunque nos gusta pensar que lo importante es el interior de las personas, la primera impresión es la que cuenta y...

Artículos similares