¡Todo lo que tenés que saber sobre la psicomotricidad!

Por María del Rosario Gamarra | Licenciada en Psicomotricidad, Universidad Provincial de Córdoba | M.P: 14770.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad tiene como objeto de estudio el cuerpo y sus manifestaciones, como la actitud postural, los gestos, la mirada, las praxias y más. Es decir, todas aquellas manifestaciones de un sujeto que denotan una manera de ser única y particular en el mundo.

Es una práctica educativa y/o terapéutica que le interesa CÓMO el sujeto construye su cuerpo siendo atravesado por un tiempo y espacio, por emociones, pensamientos, objetos y por otro. Para la psicomotricidad el proceso de constructividad subjetiva y corporal surge a partir de la mirada, la voz y la escucha de un Otro. Es por eso que siempre se remarca la importancia del trabajo en equipo: familia-niño/a-terapeuta, para conformar un espacio de escucha y labor profesional, destinado a lograr objetivos a mediano, corto y largo plazo mediante un abordaje interdisciplinar.

¿Cuál es el rol del psicomotricista?

Muchas veces los psicomotricistas hemos escuchado: “mi hijo viene a jugar con vos, por eso viene contento”, frase muy recurrente en sesión, que no está tan errada. Dentro de nuestras herramientas de abordaje está el juego. Por y a través de él logramos observar y valorar ciertas cualidades del niño, cómo juega, cómo se relaciona con el espacio, cuáles son sus gustos y preferencias, qué lo motiva, etc.

Entonces, decimos que el psicomotricista le brinda al niño un espacio y tiempo para que, a través del juego y su hacer, exprese su propia historia relacional y sus experiencias relacionales. Habilita a la persona a poner en juego sus capacidades de elaboración y resolución de obstáculos, recuperando el placer y el poder del movimiento. Además, mira, escucha y se pregunta sobre el cuerpo y sobre lo que este cuerpo produce en relación con otro, con objetos, con el espacio y el tiempo.

¿Quiénes asisten a psicomotricidad?

Asisten personas de diferentes rangos de edad, con o sin discapacidad, con trastornos en su desarrollo psicomotor o con riesgos de padecerlos. Recurren a psicomotricidad padres con bebés que manifiestan signos de alarma sobre su desarrollo o con previas derivaciones, como por ejemplo: no gatea, no camina, no balbucea, no hay contacto visual, entre otros. Estos signos de alarma son diferentes y dependen de la etapa en la que se encuentra el bebé.

Asisten niños que manifiestan indicadores llamativos en su desarrollo psicomotor, en su funcionamiento y funcionalidad (ya que de la función se encargaría más un kinesiólogo, por ejemplo), definiendo así espontáneamente a los Trastornos Psicomotores, los cuales son: Torpeza Psicomotriz, Inestabilidad Psicomotriz, Inhibición psicomotriz, Dispraxia, Trastorno de lateralidad, Digrafía, Tics, Desarmonías tónicas.

Los adolescentes también pueden tener indicadores de Trastornos Psicomotores, pero en esta etapa es vital reforzar el trabajo en la exploración y aceptación en la modificación de la imagen corporal (registro de su imagen) que está transitando. Se abordan temáticas relacionadas a la sexualidad dentro de la discapacidad en conjunto con un equipo interdisciplinar.

También los adultos y adultos mayores que requieren de un reforzamiento de su funcionamiento y funcionalidad corporal y cognitiva para lograr mantener una actitud activa en las actividades de la vida diaria.

¿Dónde trabajamos?

Trabajamos en prevención y promoción: para reducir la aparición de trastornos y enfermedades. Se puede llevar a cabo en consultorios o en el ámbito educativo. También trabajamos en tratamiento, cuando existe una patología, trastorno o retraso ya instalado. Y por último, en formación, investigación y/o docencia.

Es muy importante a la hora de elegir un profesional de esta disciplina que se sepa que es una carrera universitaria de grado, de una duración de 5 años aproximadamente, en la cual se entrega un título universitario que avala la labor del profesional.

Para un psicomotricista es muy importante el trabajo en equipo junto con distintos profesionales como psicólogos, fonoaudiólogos, kinesiólogos, psicopedagogos, etc.

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

EL ARTE DE SOÑAR

Estos días me acordé que el  año pasado en una nota en la revista me preguntaron cuál era mi mayor sueño como artista, y...

Artículos similares