ENDOMETRIOSIS: LA GRAN SILENCIOSA

Por Dra. Leticia Taboada

La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a las mujeres en edad reproductiva, y se produce por la salida y crecimiento de células del endometrio fuera del útero. El útero es el órgano donde se desarrolla el bebé durante el embarazo. El endometrio es el tejido que recubre el interior del útero. Cuando las células endometriales se ubican fuera del útero responden a las hormonas igual que las otras células endometriales, y crecen y liberan sangre donde estén.  Estos parches de tejido endometrial se llaman implantes, focos o nódulos. Se encuentran más a menudo:

  • Dentro de los ovarios (endometrioma o quiste de chocolate) o sobre la superficie ovárica;
  • En trompas de Falopio;
  • Sobre la superficie externa del útero;
  • En los tejidos que sostienen el útero;
  • Otros órganos pueden incluir[l1]  vagina, cuello uterino, vulva, intestino, vejiga o el recto. Y menos frecuentemente aparecen en otras partes del cuerpo como en los pulmones o la piel.

La endometriosis afecta al 6% – 10% de las mujeres en edad reproductiva. Los síntomas de la endometriosis incluyen:

  • Dismenorrea intensa (dolor menstrual);
  • Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales);
  • Dolor pelviano crónico;
  • Sangrado uterino irregular;
  • Infertilidad.

La prevalencia de esta afección en mujeres que experimentan dolor, infertilidad o ambos es tan alta como 35% – 50%. Sin embargo, la endometriosis está subdiagnosticada y asociada con una demora de 6 a 7 años desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico definitivo.

El crecimiento del tejido endometrial es benigno y lento. Pero igual puede causar problemas, ya que los implantes endometriales pueden inflamarse y sangrar de la misma forma que lo hace el tejido interno del útero cada mes, durante el período menstrual, generando hinchazón y dolor, obstrucción de las trompas de Falopio, quistes ováricos, formación de tejido cicatrizal y adherencias (tipo de tejido que puede unir los órganos).

La infertilidad es causada porque los implantes endometriales y las cicatrices que generan obstruyen o modifican la forma de la pelvis y los órganos reproductivos, dificultando que el espermatozoide fecunde el óvulo. El sistema inmunitario, que normalmente ayuda al organismo a defenderse de las enfermedades, ataca al embrión y el endometrio uterino no se desarrolla como debería, impidiendo una adecuada implantación embrionaria.

No se sabe con certeza cuáles son las causas de esta enfermedad. Hay varias teorías científicas para explicarla:

Problemas con el sangrado menstrual: el flujo menstrual retrógrado es la causa más probable de la endometriosis. Parte del tejido que se desprende durante la menstruación se dirige en sentido contrario a través de las trompas de Falopio hacia la pelvis.

Factores genéticos: puede existir una predisposición genética y hereditaria.

Problemas en el sistema inmunitario: es posible que un sistema inmunitario deficiente no sea capaz de detectar y destruir el tejido endometrial que crece fuera del útero.

Hormonas: el estrógeno es una hormona que promueve la endometriosis. Se están realizando investigaciones para conocer si la endometriosis es un problema del sistema hormonal.

El diagnóstico definitivo de endometriosis se hace solamente con cirugía y toma de biopsia del tejido endometrial ectópico, pues no existen marcadores en sangre o imágenes definidas que permitan hacer un correcto diagnóstico. La endometriosis ovárica y profunda se puede identificar por ecografía o resonancia magnética. La sospecha clínica del médico es suficiente para iniciar tratamiento.

No hay cura para la endometriosis y los tratamientos solo se dirigen a los síntomas y no a los mecanismos subyacentes de la enfermedad. Los factores individuales, los defectos en el endometrio y el sistema inmune de mujeres con endometriosis siguen siendo confusos. La endometriosis es una condición debilitante, que plantea problemas significativos de calidad de vida para la mujer.

Los tratamientos médicos reducen sobre todo la concentración de estrógeno circulante y, por lo tanto, pueden inducir síntomas menopaúsicos mientras duren, y llevar a la desmineralización del hueso y a alteraciones de la sexualidad y del estado de ánimo. Los tratamientos quirúrgicos tienen como objetivo extirpar o eliminar todos los focos endometriales visibles, pero las tasas de persistencia/recurrencia de la endometriosis después de la cirugía son del 20% después de 2 años y el 40% después de 5 años.

Dentro de las opciones actuales de tratamiento se encuentran:

  • Anticonceptivos hormonales: pastillas, parche, anillo vaginal. Disminuyen el sangrado y alivian o quitan el dolor. Tratamiento prolongado.
  • Dispositivo intrauterino (DIU) hormonal: también disminuye el sangrado y el dolor. Dura 5 años y se puede renovar.
  • Agonista de GnRH: se utiliza cuando el dolor es intenso y no responde a los tratamientos anteriores. Se utiliza por períodos cortos. Este tratamiento causa una menopausia temporal.
  • Cirugía: se elige cuando los síntomas son graves, cuando el tratamiento con hormonas no causa alivio o por infertilidad. Durante la intervención quirúrgica se eliminan los implantes endometriósicos y se liberan las adherencias que se encuentren.
  • Terapias de medicinas alternativas: suelen agregar bienestar y mejoría del dolor. Siempre se recomienda que acompañen a los tratamientos convencionales. Entre ellos, se utilizan acupuntura, atención quiropráctica, suplementos tales como la tiamina, magnesio o ácidos grasos omega-3.

Los síntomas suelen desaparecer con la menopausia. A medida que el organismo deja de producir estrógeno, el tejido endometrial se reduce lentamente. La endometriosis disminuye la calidad de vida de muchas mujeres. El dolor crónico, la alteración de la sexualidad y la infertilidad tienen un altísimo impacto en las emociones, en la autoestima femenina y en la relación de pareja, que van más allá de la enfermedad física. A esto se suma la falta de comprensión social sobre esta enfermedad, hechos todos que van socavando la confianza de la mujer sobre su cuerpo, su atractivo y su sexualidad.


Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

ABRIÓ PUERTAS

Con un clima ideal, un espacio inigualable al aire libre y rodeado de verde, se realizó la apertura de locales en El Punto Shopping...

Artículos similares