Infertilidad

Muchísimas parejas día a día se enfrentan a la angustia y desilusión de vivir afectados por la infertilidad.

Y si bien son millones en el mundo, es importante levantar la frente y abrir los ojos, y estar bien informados en el tema ya que el 90% de los casos se pueden tratar con éxito.

Conversamos al respecto con los doctores Char, Basso y Aguilera, especialistas en medicina reproductiva. Ellos nos aclararon las interrogantes más frecuentes.

¿Qué son la infertilidad y la esterilidad?

Dr. Char: La infertilidad es una enfermedad por la que se entiende que hay una disputa para concebir un embarazo en el término de 1 año, de una pareja que tiene relaciones sexuales frecuentes y no medie ningún tipo de método anticonceptivo. También se engloba dentro de esta definición la pérdida en forma repetitiva de los embarazos.

Hoy el termino infertilidad está en desuso porque es sinónimo de que “no se puede” y gran parte de la problemática de la infertilidad hoy tiene solución.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad?

Dr. Char: Las causas más frecuentes de infertilidad son aproximadamente un 40% representadas por un factor masculino, un 10% de causas compartidas, y en el factor femenino: 1/3 por endometriosis, 1/3 por factor tubo peritoneal, donde se toma en cuenta específicamente las trompas, y 1/3 por cuestiones vinculadas a una disminución en la cantidad de los óvulos por problemas endocrinológicos como el hipo o el hipertiroidismo, la insulina resistencia, la diabetes, el aumento de prolactina, problemas a nivel de glándula suprarrenal y algunas malformaciones uterinas. Estas serían las causas más frecuentes.

¿Creé que el primer paso para llegar acá debe ser aceptar que existe una enfermedad?

Dr. Aguilera: Totalmente. Hoy vienen las parejas y dicen estamos buscando hace un tiempo y no pasa nada. Queremos ver qué pasa. Antes era más difícil aceptar eso y lo que hacemos y que es importante también que la gente sepa es que hay que darle una respuesta a estas parejas lo más rápido posible.

En la primera consulta nosotros tenemos que ser capaces de decirle cuál es el pronóstico de la pareja. Luego, en la segunda consulta, ya con los estudios, tenemos que darle la causa o sea el diagnóstico y ya plantearle una solución a ese problema que hemos detectado. Digamos que el tiempo es clave porque el paso del tiempo para  la mujer es lapidario.

¿Esto antes se veía como una problemática o era un tabú ?

Dr. Aguilera: Cuando nosotros comenzamos a trabajar en esto, nos llamaba mucho la atención y por eso te recalqué el tema del estudio del varón  en simultáneo. En esa época venía la mujer y el varón directamente nunca participaba, porque era algo que “a mí no me puede pasar” y muchas mujeres hace muchos años pensaban “y bueno es lo que me tocó  y me la tengo que bancar”.

Con el tiempo ha ido cambiando. Hoy es muy común ver a las parejas hacer la consulta y el tema, como vos decís que era tabú, ha dejado de serlo porque muchos pacientes han decidido dar ese paso de contar lo que les está pasando, se organizan en organizaciones de pacientes.

Otro paso importante fue la declaración de la Organización Mundial de la Salud de la infertilidad como una enfermedad. Entonces, todas esas cosas han hecho que los pacientes puedan empezar a reclamar por sus derechos a ser tratados y acceder a este tipo de tratamiento.

De hecho, Argentina es uno de los primeros países en tener una ley de acceso y cobertura tipo técnica y eso se lo debemos a los pacientes que tuvieron que pasar esa barrera del tabú y contar lo que les pasaba y a exponerlo delante de las Cámaras de diputados, las autoridades y los legisladores, para que estos visibilicen estos problemas que son bastante frecuentes y pudieran dar una respuesta a la gente que no podían tener hijos.

¿Qué tratamientos de reproducción y fertilización asistida existen?

Dr. Basso: Cada caso tiene un tratamiento particular. Un tratamiento de reproducción puede ir de algo tan simple como bajar de peso y hacer actividad física, a una fertilización in vitro en un laboratorio de alta complejidad. Básicamente dividimos los tratamientos en dos tipos; de baja y alta complejidad.

Para que se entienda mejor los de baja complejidad, el óvulo con el espermatozoide se unen dentro del cuerpo de la mujer, es decir, hacemos que la mujer ovule ya sea con tratamientos médicos o espontáneamente.

Controlamos esa ovulación y cuando sabemos que está ovulando, le pedimos una muestra de semen al varón, separamos los espermatozoides móviles y se los colocamos dentro del útero de la mujer en el momento en que está ovulando. Eso es un tratamiento de baja complejidad que por excelencia es inseminación intrauterina.

En los tratamientos de alta complejidad, a diferencia de los de baja, la unión del óvulo con el espermatozoide ocurre fuera del cuerpo de la mujer. La unión del esperma con el óvulo ocurre en un laboratorio.

¿Son convenientes los tratamientos extremos desde un comienzo?

Dr. Basso: Esto depende del problema que presenta la pareja, en algunos casos está indicada la fertilización in vitro como primera alternativa de tratamiento, por ejemplo, cuando las trompas de Falopio están obstruidas. Las otras alternativas menos complejas no van a poder darle solución a la pareja porque se necesita que las trompas estén permeables.

En otros casos, por ejemplo endometriosis leve, los tratamientos de menor complejidad pueden ser la solución.

La especialidad está en constante búsqueda, ¿qué avances podría mencionar?

Dr. Basso: El avance científico más importante con el que estamos trabajando es el “Test de receptividad endometrial”, conocido como ERA por sus siglas en inglés.

Este estudio nos permite saber si el endometrio se encuentra en el momento óptimo para permitir la implantación del embrión, de acuerdo con la expresión de los genes necesarios para dicho proceso.

Se indica especialmente en aquellas mujeres que tuvieron transferencias de embriones y no se implantaron en el útero.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

Chau kilos de más

Por Andrea García Juárez y Claudio Abreo de Gimnasio Gym Tonic Gold Llega el verano y nos preguntamos… ¿Cómo nos sacamos los kilitos que nos dejaron el...

Tenés que navegar

López & Quipildor

Tenés que navegar

Artículos similares