SCARLETT JOHANSSON, MÁS QUE UNA BATMAN CON TACONES

Scarlett Johansson, actriz y celebrity conocida por sus papeles en Lost in Translation, Match Point o Los Vengadores, con una fortuna valorada en 140 millones de euros, se convirtió en la intérprete mejor pagada del planeta y en una de las más respetadas de Hollywood.

Por Viviana García de Incanto Modelos

Scarlett nació en Nueva York. Su madre procede de una familia judía del Bronx y su padre es un arquitecto nacido en Copenhague. Tiene cuatro hermanos, uno de ellos mellizo, que nació tres minutos más tarde que ella.

Comenzó a presentarse a audiciones siendo una niña. Debutó profesionalmente como actriz a los ocho años en el teatro. Su primer trabajo en el cine llegaría un año después con la película Un muchacho llamado Norte (1994), pero fue con su papel de Viuda Negra en el universo de Marvel que se convirtió en la actriz más rentable de Hollywood.

A partir de entonces muchos comenzaron a ver a Scarlett como ícono de la moda del siglo XXI, hablando de ella como la reencarnación de Marilyn Monroe, una estética que explotó como imagen de Dolce & Gabanna. También fue imagen de Louis Vuitton y de Mango, ha aparecido en las portadas de Vogue de todo el mundo, incluyendo la edición estadounidense de la que fue protagonista en 2012 y en abril de 2019.

Su estilo se mueve con facilidad entre el sexy y el indie. En el día a día, apuesta por vestidos ligeros que combina con zapatillas.

Sobre la alfombra roja, apuesta por diseños donde marca su silueta y realza su busto, como con el Balmain que lució en la gala de los Independent Spirit Award de 2020 o el Celine rojo con el que asistió al estreno de Historia de un matrimonio en el Festival de Venecia.

También le gusta arriesgar: se ha dejado ver en premiers enfundada en un little black dress, con un traje de falda y chaqueta de Michael Kors en la gala de los premios Tony de 2017 o con un polo de rayas, también de Kors.

Entre sus look más memorables, podemos destacar un diseño de princesa de Dolce & Gabbana bordado con pedrería que lució en la Gala del Met de 2012, el vestido verde de Versace con el que asistió a la gala de los Oscar en 2015 o el Marchesa que llevó en la Gala del Met de 2018.

Lo cierto es que la actriz, modelo y cantante de 36 años está considerada como una de las mujeres más sexys del mundo, deseada y admirada por muchos. Su exótica belleza de orígenes daneses es uno de sus puntos fuertes y desde luego ella sabe cómo sacar partido a sus curvas.

Una antiheroína que ha sabido calar en un universo históricamente masculino y que, defiende Johansson, “es inherentemente femenina y no solo una Batman con tacones”. En su carrera, ella ya ha demostrado ser mucho más que una Lolita con tacones.

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

TENÉS QUE LEER: CUENTOS DE EDGAR ALLAN POE

Creo que Edgar Allan Poe podría considerarse como un autor clave en el género del terror que muestra una perspectiva muy peculiar con los...

Artículos similares