¡Animate! Si pensás que vender no es lo tuyo, primero lee estos 5 tips

Saber vender es una de las destrezas más buscadas en la actualidad. Quienes dominan su arte tienen muy buenas perspectivas profesionales y, aunque algunas personas parecieran tener un talento innato, ¡todo se construye!

¿Pensás que las ventas no son lo tuyo? ¡Acá van algunos consejos para lograrlo!

1 Cumplí con las fechas de entrega

Un buen vendedor es, ante todo, responsable. Entregar los productos en tiempo y forma te vuelve confiable frente a tus clientes. Si querés que ellos hagan lo mismo con sus pagos, asegurate de cumplir con los plazos acordados.

¿Pero qué pasa si te surge algún inconveniente? En ese caso, avisá con tiempo y todo va a estar bien.

2 Tu asesoría VALE

Una buena forma de incursionar en el mundo de las ventas es, por ejemplo, siendo revendedora de productos de belleza. Cada vez que tus clientas compran una crema o un maquillaje, lo hacen con la finalidad de mejorar su aspecto, y es clave que vos puedas asesorarlas y darles un valor agregado.

Te damos un tip: tratá de evitar las críticas y no hagas énfasis en imperfecciones o defectos, estamos seguras de que esa persona ya los conoce. ¿Lo mejor? Sumar y SIEMPRE dar consejos positivos.

3 Mantenete al tanto de las tendencias

Informarte sobre lo que vendés es un MUST. Si te dedicás al rubro de la moda y la belleza, averiguá TODO sobre las últimas tendencias. Internet es una muy buena fuente de recursos y solo necesitás un par de minutos al día para investigar, ver videos y tutoriales. ¡Intentalo!

4 Manejá responsablemente los cobros

“Cuentas claras, conservan la amistad”, dicen por ahí. Mientras seas organizada con los pagos de tus clientes, las cosas funcionarán bien. Manejate con profesionalismo, establecé fechas de cobro y ajustate a ellas. Se paciente, pero firme, y nunca tengas miedo de hablar las cosas.

5 La amabilidad como estrategia

Si bien tenemos que ser amables y cordiales en lo cotidiano, la simpatía es algo que podemos usar a nuestro favor.

Si sabés que una de tus clientas se fue de viaje, nunca está de más preguntarle cómo la pasó; felicitarla si fue mamá; o desearle buena suerte si va a rendir un examen.

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

Artículos similares