Primeros auxilios en niños

Informe abc

Nunca va a ser una situación cómoda brindar primeros auxilios a un niño, sobre todo por la carga
emocional que esta situación puede generar en nosotros.

Por lo tanto, es vital mantener la calma y controlar sus sentimientos personales no solo para realizar una asistencia efectiva y adecuada, sino también para no trasmitirle nuestro estrés a ellos (recuerden que los niños pueden ver nuestro temor). Con frecuencia, si hacemos que los niños participen activamente en las curaciones que les realicemos, de seguro responderán incluso mejor que un adulto.

Como siempre decimos, “EL MEJOR PRIMER AUXILIO ES LA PREVENCIÓN”, no debemos olvidar que los niños exploran el mundo sin pensar en los peligros existentes y en las consecuencias de exponerse a ellos. Cuando los niños comienzan a aprender a caminar y a explorar su entorno, son perfectamente capaces de abrir puertas, cajones, cajas o botellas y acceder fácilmente a su contenido, dado que son exploradores por naturaleza y no sienten temor a las
lesiones. Debemos estar muy atentos a cualquier indicio de peligro ya que en el caso de haberse
lesionado no serán capaces de manifestar el lugar preciso ni con qué.

En cambio, los niños en edad escolar pueden manifestar lo que les pasa, o qué ingirieron, pero muchas veces por temor o vergüenza pueden llegar a ocultar algunos detalles. Nunca  debemos censurarlos, por el contrario, dejar que se expresen libremente nos permitirá conocerlos (sus hábitos, sus juegos y sus travesuras) y así poder cuidarlos mejor.

Cuando asistimos a un niño es muy bueno hacerle saber qué es lo que van a hacer y pedirles que nos ayuden, por ejemplo: “Ayudame a ponerte esta venda, y de paso vemos cuantas vueltas hacemos”. Los accidentes en el hogar son los más comunes, por ejemplo, las caídas durante los juegos, para lo cual solo debemos delimitar un espacio destinado a tal fin, eliminar obstáculos, cubrir aristas y bordes de los muebles y hasta utilizar alfombras para evitar sus caídas. Al mismo tiempo, asegurar ventanas y puertas de los gabinetes para que no tengan acceso a su contenido.

Son muy comunes, tras una caída, lesiones superficiales que tan solo provoquen moretones, pero no por eso debemos desestimarlas si el dolor persiste luego de un rato; sobre todo si se trata de
golpes en la cabeza, en cuyo caso el niño debe ser evaluado por un médico para asegurar que no habrá complicaciones.

Los sangrados nasales tan comunes por los que todos hemos pasado deben ser tratados de la manera más apropiada, presionando la parte blanda de la nariz e inclinando la cabeza hacia adelante durante varios minutos, además podemos apoyar una botella con agua fría sobre la nariz para mitigar el dolor y detener más rápidamente la hemorragia.

Ya tenemos un pequeño panorama de los primeros auxilios en niños que pronto extenderemos,  ero ¿qué tal si hablamos de la participación de los niños en el aprendizaje y el rol que ellos tendrán en el futuro con sus acciones? Hemos observado con frecuencia que muchos padres traen a sus hijos a nuestros cursos para que comiencen a incorporar conocimientos básicos en Primeros Auxilios y Reanimación Cardiopulmonar.

En los países nórdicos, las tasas de éxito en reanimación cardiopulmonar superan el 70%, ya que desde muy temprana edad forman y alientan a los niños en maniobras básicas de emergencia. Debemos entonces darles a nuestros niños un rol como auxiliadores, guiarlos y compartir con ellos este “NUEVO LENGUAJE” como lo llamamos en 9AMAS. Recientemente asistió a una de nuestras capacitaciones una pareja junto con sus hijos, los cuales apasionadamente me comentaron que querían aprender a salvar vidas; lo único que pude sentir en ese instante es la ternura de los niños y su pasión por aprender. Por supuesto debemos brindarles las herramientas y el conocimiento, pero de la manera que mejor lo perciban, por ejemplo, mediante la utilización de tecnologías inmersivas que se aplican más allá del aula de clases y les da la oportunidad de explotar al máximo su potencial desde un lado lúdico y, en especial, si lo hacemos junto a la familia.

El rol de los niños es fundamental en esta cruzada por la vida, no olvidemos que “los niños de hoy salvarán las vidas del mañana”. Podemos aprender todo el tiempo de ellos, no solo para cuidarlos, sino para dejarles un mundo mejor. Continuaremos compartiendo con todos ustedes nuestros conocimientos en Primeros Auxilios, porque “SABER SALVA”.

Fotos: Mario Bignon

Marcelo Romero Andersson – Director – 9AMAS – Facebook 9amas @ 9amas. Gestión de Calidad bajo normas ISO – IRAM 9001 – 2015

 

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

Artículos similares