FIEBRE EN LOS NIÑOS

Cinco preguntas que todo padre debe conocer sobre uno de los síntomas mas presentes en la infancia.

Al percibir aumento de temperatura en los niños, los padres suelen afligirse debido a los múltiples mitos que rodean este síntoma. Revista ABC entrevistó a uno de los pediatras de más trayectoria y reconocimiento en Salta. Nos referimos al Dr. Julio Cintioni (MP 1650 – MN 51731), quien nos explica esta temática con gran precisión.

 

¿Qué es la fiebre?

Es la elevación de la temperatura corporal por encima de los 38ºC. Es un síntoma frecuente, aproximadamente un 20% de los motivos de consulta en pediatría, que acompaña a muchas enfermedades de la niñez muchas de ellas autolimitadas pero que provoca malestar e incomodidad al niño y es motivo de ansiedad en los padres.

 

¿Es peligrosa la fiebre?

En general las familias consideran que la fiebre es peligrosa, el mayor temor son las convulsiones, meningitis o daño neurológico, pero la fiebre no es peligrosa en sí misma ya que, en definitiva, es un mecanismo de defensa del organismo frente a una infección favoreciendo la producción de anticuerpos y disminuyendo la reproducción de bacterias y virus. Lo importante es investigar el por qué se produce antes que procurar bajar la fiebre a toda costa.

La mayoría de los cuadros febriles se deben a procesos pasajeros (enfermedades virales, vacunas, etc.), pero también pueden deberse a enfermedades moderadas o graves (otitis, infección urinaria, meningitis, etc.) que en sus comienzos pueden presentarse sólo con fiebre, por eso es importante la consulta al pediatra para el diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado. Cabe aclarar que la dentición no produce fiebre importante.

 

¿Qué hacer ante un niño con fiebre?

Dado que la fiebre provoca malestar general, dolores musculares, cefaleas, es conveniente tratarla para darle bienestar al niño, atenuar el dolor. Para ello es útil darle líquidos, mantenerlo liviano de ropas, en un ambiente a temperatura agradable para que pueda disipar calor .Los baños fríos no son aconsejables para bajar la fiebre porque generan incomodidad y producen escalofríos y vasoconstricción con lo que no son eficaces o incluso pueden generar el efecto contrario a lo que se busca. A lo sumo pueden colocarse paños templados si el niño los tolera. Es muy importante no usar alcohol como método de enfriamiento porque puede provocar intoxicación al absorberse.

Darle medicación antifebril como paracetamol, ibuprofeno, etc. a las dosis e intervalos de tiempo adecuados. No es necesario administrar medicación para la fiebre si el niño no está molesto o dolorido y se encuentra bien de ánimo.

Actualmente se desaconseja el uso de aspirina como antifebril ya que no debe asociarse en enfermedades virales, que son frecuentes en los niños, por potenciales complicaciones.

 

¿Qué son las convulsiones febriles?

La convulsión febril típica se presenta en aproximadamente 4% de los niños sanos habitualmente entre el año y los 5 años de edad y no tiene relación con la magnitud de la fiebre. Si bien es un episodio de alto dramatismo para los padres, es un episodio benigno, de corta duración, que la mayoría de las veces no se repite y no deja secuelas neurológicas. Ante este cuadro siempre se debe acudir a la consulta pediátrica a fin de investigar otras causas, sobretodo infecciosas, que puedan dar convulsión acompañada de fiebre.

 

¿Cuándo consultar de urgencia?

  • Si el niño tiene menos de 2 meses de edad
  • Si llora sin consuelo
  • Si está muy dormido y/o cuesta despertarlo
  • Si tiene dificultad para respirar o está agitado
  • Si tiene manchas o puntos rojos en la piel
  • Si tiene vómitos
  • Ante una convulsión

 

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

CASAMIENTO ALEJO & VALENTINA

Artículos similares