Corina Paset: una joven con vocación auténtica

Corina Marina Paset tiene 25 años y es jujeña. Se dedica al mundo de los medios y es reconocida en su provincia por distintos trabajos que viene realizando en televisión. Estudió Comunicación Social y hasta el momento se recibió de técnica, además viajó a México por una beca y cuando volvió a la provincia se ganó la confianza de todos en los medios.

Estuvo dos años y medios en Canal 7, hasta que el destino hizo que cambiara de aire y actualmente podemos verla en Canal 4, en donde asegura que la recibió un gran equipo de trabajo y está muy feliz.

En una entrevista con revista abc respondió sin problemas cada una de nuestras preguntas y confesó de manera automática y autocrítica historias y anécdotas ligadas a su carrera desde un costado diferente a lo común.

¿Cómo describirías a Corina?

Diría que Corina es una persona humilde y luchadora; muy autocrítica; con ganas de aprender y crecer siempre, fiel a todo lo que hace.

Siempre perseguí mis sueños, para estar donde estoy hoy en día, pasé por buenos y malos momentos, pero nunca perdí mi objetivo: recibirme y trabajar en los medios.

¿Cómo es un día normal en tu rutina? ¿Qué es lo que más disfrutás del día a día?

Mi rutina comienza temprano (algo a lo que no me acostumbro y creo que no lo haré nunca es a madrugar) para ir a trabajar. Vuelvo a casa, almuerzo, saco a pasear a Milo y de ahí depende el día, veo si puedo dormir siesta, algo fundamental, o ir al gimnasio. Retirar ropa para el programa. Soy bastante estructurada durante la semana.

Disfruto de las mañanas, mi mamá se levanta todos los días para acompañarme en el desayuno. Disfruto de mis sobrinos, amo ser tía. Disfruto de las juntadas con mis amigos y también disfruto mucho de Milo, que es un perro, pero es mi bebé.

¿Tenés alguna filosofía de vida?

Siempre fui de la idea de que las cosas pasan por algo, el destino tenía que ser así y punto. Y últimamente entendí que los cambios siempre son para mejor, algo positivo, y desafíos que se te presentan.

Aprendí o entendí mi filosofía de vida hace poco: es ser simplemente feliz y disfrutar cada instante. Y si te sentís bien, seguí haciendo eso y si hay algo con lo que te sentís incómoda, tenés que dejarlo.

¿Siempre soñaste con trabajar en los medios? ¿Cómo fueron tus inicios en la profesión?

Desde que era muy muy chiquita me paraba frente al espejo y actuaba como si estuviese en la televisión, pero más en un espectáculo chimentero. Cuando entré al secundario decidí que quería estudiar abogacía, pero por temas económicos no pude, así que me inscribí en Comunicación Social en la Unju. Cursé los cuatros años, terminé la tecnicatura y me falta la tesis para la licenciatura.

Llevo poco tiempo trabajando de periodista, pero de una manera intensa. Mis primeros pasos los tuve a los 17 como movilera para la Fiesta Nacional de los Estudiantes, para Radio City. Después me dediqué solo a estudiar. Cuando terminé de cursar empecé en Canal 7 de Jujuy donde estuve dos años y medios. Aprendí mucho y conocí gente que me ayudó a pasar cada desafío. Allí, por ejemplo me tocó cubrir las elecciones.

Hoy estoy en Canal 4 y todo Jujuy, en donde me brindaron un gran espacio y agradezco la oportunidad. Me encontré con un gran equipo.

Este año me tocó cubrir la Fiesta Nacional de los Estudiantes, que fue un desafío importante para mí, y una posibilidad más en mi corta carrera.

Si tuviera que calificar mis inicios, fueron con metidas de pata, pero siempre me esforcé por corregir todo y aprender de los que me rodean. Y bueno, soy súper autocrítica, me miro siempre para ver qué está mal o qué puedo llegar a cambiar.

¿Cuál dirías que es tu estilo como conductora?

Primero empecé teniendo un segmento en el noticiero, el segmento del tiempo. En ese sentido tomé clases con los ingenieros de la cátedra de Agroclimatología de la Unju. Creo que pude hacer que la gente conozca un poquito más allá de los datos que te ponen en una placa. Durante ese tiempo aprendí muchísimo (nunca imaginé estar estudiando sobre meteorología). Y a eso lo complementé con mi manera de ser. Nunca quise que en la televisión se viera “otra” Corina. Quise ser yo siempre, despertar a la mañana con buena onda, con chistes malos, baile…, tratar de que la persona que te está viendo arranque el día con una sonrisa.

Como conductora comencé hace poco, fue un gran cambio, pero trato de mantener el mismo estilo. Cuando se puede con humor y cuando hay que ponernos serios lo hago. Me toca presentar de todo y ahí también tengo desafíos todos los días. Creo que es un rol que se va modificando siempre. Y como conductores, los periodistas no debemos estancarnos y pensar que lo estamos haciendo bien. Tomo mucho las críticas tanto de mis compañeros como de la gente también.

Creo que mi estilo es ser auténtica, que no se vea una Corina en la tele y otra en la vida. Obvio que algunos filtros tengo, pero son pocos. Soy fan de Sergio Lapegue de TN, un tipo serio y cómico al mismo tiempo.

¿Cuál considerás que es tu mayor logro?

Creo que me falta mucho, pero en este  último tiempo llegué a uno de mis objetivos, el de tener mi espacio como conductora de televisión. El cariño de la gente también lo tomo como parte de un logro en mi vida. Pero insisto, me falta mucho, recién comienzo y creo que se puede crecer aún más.

¿A dónde te gustaría llegar como profesional de los medios? ¿Qué otro aspecto creés que queda pendiente?

Y yo creo que primero tenemos que perdurar en el tiempo, en el ambiente que es difícil. Hoy pertenezco a uno de los equipos más importantes de la provincia. Y lo mismo me gustaría a nivel nacional. Es algo pendiente, pero que solo se consigue estudiando y con mucho trabajo. Y en eso estoy. Esos son aspectos a mejorar siempre. Quiero seguir estudiando, tomando cursos. 

Consiguiendo estos objetivos, pero sin dejar de lado a la gente, creo que llegar a la gente es algo hermoso.

¿Tenés referentes?

Y mis referentes los tomé el último tiempo. Me gusta ver los noticieros de Buenos Aires, humor e información al mismo tiempo.

¿La clave de tu éxito?

No sé si llamarlo éxito, pero estoy pasando por el mejor momento. Creo que la clave está en ser paciente, si te rompés el alma laburando y estudiando, creo que en algún momento la vida tiene algo lindo para vos. Siempre con humildad y respeto. Siempre me alegré de las cosas lindas que le pasan a la gente que me rodea y este último tiempo me pasó al revés. Sentí el cariño cuando me pasaron cosas increíbles en mi corta carrera.

Lo fundamental es no bajar los brazos, a veces cuesta mucho, no voy a decir que no, he llorado, pataleado, creí que esto no era para mí y casi me alejo de los medios. No fue fácil, pero después las cosas se fueron acomodando, surgieron nuevos proyectos, gente con muchas ganas de apostar a tu laburo. Así que el tiempo, la paciencia, el trabajo es fundamental. Y obvio, rodearte de gente con las mismas ganas y positivismo que vos.

A partir de tu trayectoria, ¿cuál es tu opinión acerca de la televisión actual?

Creo que no puedo definir la televisión actual, está cambiando constantemente. Se va acomodando a los tiempos que estamos atravesando, pero es una televisión más consciente de lo que pasa. Creo que más real, porque si bien hay muchas cosas que no te muestra, hay otras que empezaron a ser visibles y eso me parece que está buenísimo. Y ahí en el medio está nuestro rol, el de acompañar ese cambio, que, por supuesto, es difícil.

¿Seguís tendencias?

En la vida soy muy relajada, me gusta ver, pero no las sigo.

¿Qué priorizás a la hora de vestirte: el lujo, la tendencia, lo que te agrada o el confort?

Me visto a la mañana según el reflejo de mi humor. Hay días en que casi salgo con pijama, una remera y pantalón que ni combinan. Y si tengo que salir a la tarde me cambio. Amo la moda, me encanta la ropa, cartera, zapatos, accesorios, maquillaje, ¡todo!

Hoy en día me puedo comprar un poquito más de cosas que antes. Me ponía lo que tenía y chau, era feliz. Me gusta arreglarme y más que nada sentirme bien. Al lujo no lo priorizo. Podés comprar tendencia en la feria y más barato.

De las cuatro estaciones, ¿cuál es la que más te inspira?

Tengo una pelea con las estaciones. Me gusta el calor, pero solo en mis días de vacaciones. Después prefiero el otoño o la primavera, donde tenga más protagonismo el frío.

El calor cuando tengo que ir a trabajar, como me manejo caminando o en cole, me pone de malhumor.

¿Qué proyectos se vienen en esta última parte del año?

Estoy encarando uno de los proyectos de conducción con un nuevo gran equipo. Tengo pendiente terminar la licenciatura. Y lo que vaya surgiendo, pero siempre haciendo las cosas que quiera y sintiéndome feliz.

Lograr la felicidad y sentirse bien con uno mismo creo que es fundamental. Conseguís eso y las cosas fluyen, debemos concentrarnos en esas cosas.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

¡Adopta y Salva una Vida!

¿Puedes enseñarle trucos nuevos a un humano? Creemos que sí, esta es la razón por la que vamos a dejar que estos caninos inteligentes...

Salimos?

PADILLA & SCHOEPS

Artículos similares