Comunicación asertiva: El arte de Relacionarnos

Por Lic. Romina Setti – Lic.en Recursos Humanos. – Perform Consultora
www.performconsultora.com – IG: performconsultora

 La comunicación asertiva es el tipo de comunicación que te permitirá desenvolverte de manera efectiva no sólo en el trabajo sino también en la vida misma. Ser una persona asertiva en la comunicación tiene que ver con encontrar un equilibrio entre una comunicación dominante y una comunicación pasiva. ¿Qué quiere decir esto? Si cada vez que queremos dialogar entramos en modo de imponer nuestras ideas demostrando emociones de manera impulsiva seguramente nos encontramos en una conversación sólo focalizada en uno mismo. Por otro lado, si cada vez que somos parte de una reunión o diálogo escuchamos pero nos quedamos con ganas de dar nuestra opinión, adoptamos un rol más inactivo y llevamos a cabo una conversación con foco meramente en las necesidades de los demás. Entonces, ¿Qué se busca en una comunicación asertiva? Es poder defender los puntos de vista sin descuidar la mirada del otro, es lograr un ganar ganar (win win) y generar acuerdos entre lo que quiero decir y lo quiero aceptar.

Te dejo tips que pueden ayudarte a mejorar tu asertividad:

  • Confianza: autoconocerse y despertar seguridad facilita el proceso de ofrecer ideas y expresarse. ¿Alguna vez te pasó que no brindaste tu opinión por falta de confianza o miedo?
  • Escucha comprometida: ser consciente de lo que el otro dice y no dice (lenguaje corporal, tono de voz), demostrar interés, hacer preguntas, profundizar qué siente la otra persona. No es sólo quedarse callado. Preguntate ¿Cómo es tu forma de escuchar?
  • Inteligencia emocional: gestionar las emociones contribuye a generar vínculos positivos basados en la dimensión personal y social y de esta manera desarrollar power skills tales como la negociación, gestión de conflictos, creatividad. Anotá qué emociones te abren y cuáles te cierran posibilidades.
  • Empatía: la base de la asertividad es el respeto (con uno mismo y con los demás). Para eso será fundamental cambiar nuestro rol observador, ponerse en los zapatos del otro y caminar con esos zapatos. No es nada fácil pero es comenzar con pequeños gestos.
  • Coherencia: es la congruencia entre lo que digo, siento y demuestro, de esta manera se ofrece una comunicación honesta y transparente, y sobre todo genuina y auténtica. Pilares claves, ¿No?

La comunicación efectiva es una de las habilidades más difíciles de abordar porque siempre nos estamos comunicando y eso lleva a la complejidad de entendernos, de confusiones, ambigüedades. Sucede en la vida y en las organizaciones…ni les cuento! Si te dijera que anotaras cuando fue la última vez que tuviste alguna situación vinculada con una falla en la comunicación ¿De cuándo sería? Seguramente sí tengas algún recuerdo de estos últimos días o quizás hasta hoy mismo.

4 ideas que te pueden ayudar para potenciar tu comunicación:

  1. Identificá herramientas de PNL: La programación neurolingüística aborda una técnica que se orienta a qué todos tenemos un sentido en el cuál hacemos más foco: visual, auditivo o kinestésico (tacto, gusto y olfato como lo sensorial, vivencial). Será clave identificarlo en mí y en los demás para mejorar la capacidad de entender y buscar potenciar diferentes formas de que el mensaje llegue.
  2. Desarrollá Visual thinking: El pensamiento visual es una tendencia que está en auge que permite expresarnos a través de dibujos, palabras y breves textos. Esto permitirá clarificar nuestras ideas y tu propósito de la comunicación. Una hoja y un lápiz (o una pp) pueden hacer magia. No sólo te ayudará si sos más visual para que puedas organizar la información, tener disparadores y un mapa mental de lo quieras trasmitir, sino que contribuye a qué el mensaje llegue a otras personas de una manera más disruptiva y creativa.
  3. Aplicá Metodologías ágiles: Está tendencia implica establecer prioridades, simplificar, accionar de manera creativa y colaborativa, en dónde no sólo se está aplicando en entornos laborales sino para la vida misma. Adoptar un rol de Agile Coach traerá de manera inherente actitudes propias de una comunicación asertiva, diálogo y actitud colaborativa.
  4. Fortalecé tu Oratoria: Para lograr impactar desde la escucha de otros, desde la mirada auditiva de quién tenés al frente, potenciar el arte de hablar a través de una conversación discursiva será un desafío. ¡Dejá tus miedos de lado y práctica tu tono de voz, tu postura y emociones!

Seguinos!

spot_img
spot_img

Últimas notas

Puede Interesarte

El Museo de los Objetos Perdidos

El origen del Micro musée Service des Objets Trouvés de París, se remonta a los tiempos de la Revolución Francesa, cuando se ordenó que...

Artículos similares